La Rinoplastia

La Rinoplastia es la técnica que conlleva la modificiación de la apariencia externa de la nariz.

En algunas ocasiones aparece asociado un defecto de función nasal que igualmente debe ser corregido en el mismo acto quirúrgico, pasando la intervención a denominarse Septorrinoplastia.

La parte más importante del estudio de las deformidades nasales se realiza en consulta explorando la forma de la nariz así como su interior. En la nariz la forma y la función van íntimamente relacionadas y debemos abordarlas de forma conjunta.

Es importante determinar las expectativas de los pacientes y llegar a un acuerdo en qué es lo que se debe modificar, para conseguir el mejor rendimiento de la intervención.

Los abordajes y técnicas quirúrgicas aplicadas en la nariz son muy variadas y el conocimiento y aplicación de ellas debe resolver las molestias de cada uno de los pacientes.

CASOS DE APLICACIÓN DE LA RINOPLASTIA

 

Existen un número incontable de defomraciones nasales, y cada una de ellas necesita un análisis y un tratamiento personalizado. No hay dos narices iguales.

Las causas más frecuentes de consulta se refieren a:

Alteraciones del dorso de la nariz, desivaciones de la linea media de la nariz, alteraciones en la forma de la punta de la nariz.

VENTAJAS DE LA RINOPLASTIA

 

Mejora del aspecto externo de la nariz, armonización respecto al resto de las estrucuturas de la cara.
Mejora de la ventilación nasal.
Mejora del ronquido.
Evitar la caída de la punta nasal propio del envejecimiento.

Rinoplastia
La rinoplastia estética comprende las maniobras quirúrgicas que mejoran el aspecto estético de la nariz. En los últimos años se ha incrementado la demanda de pacientes que al mismo tiempo que corrigen un problema funcional para respirar mejor quieren añadir a la intervención una mejora estética. Cuando unimos una intervención funcional y estética hablamos de Septorrinoplastia.

Este tipo de intervenciones se realizan con anestesia general. Suele durar unos 90 minutos y en ella se pueden corregir problemas que afectan al dorso nasal, a la punta o desviaciones y lateralizaciones de la línea media. Algunos pacientes acuden por deformidades tras traumatismo muchas veces ocurridos durante la práctica de un deporte. Las técnicas de abordaje de la nariz aquí son múltiples y dependerán de la patología a tratar. Es preciso el estudio minucioso de las deformidades para establecer un diagnóstico conciso y marcar un plan de trabajo. Igualmente importante es determinar cuáles son las expectativas de los pacientes. Con todo ello estableceremos un plan de abordaje que sea el apropiado y personal para cada paciente, siempre dependiente de las deformidades a tratar.

Una demanda real de los pacientes que se operan de rinoplastia es que mejore el aspecto estético de la nariz pero que esta se vea natural y que no parezca estar operada. Normalmente en nuestra cultura no se exhibe una cirugía, por lo que el paciente operado al reincorporarse a su vida social y laboral quiere que los demás noten un cambio que sea natural y poco detectable El conformar una nariz que se adapte a las facciones de la cara del paciente forma parte del arte del cirujano.

La recuperación después de este tipo de cirugía es variable dependiendo de lo que se haya realizado.

Normalmente se acompaña al final de la intervención de la colocación de una férula que inmoviliza la nariz durante unos 10 días. En estos casos suele aparecer una hinchazón y hematomas infraorbitarios que pueden durar hasta los 15 días. La recuperación completa del paciente no finaliza hasta este tiempo. Tras la cirugía suele ser necesaria la utilización de antibióticos y analgésicos para hacer el postoperatorio más confortable.

Una demanda real de los pacientes que se operan de rinoplastia es que mejore el aspecto estético de la nariz pero que esta se vea natural y que no parezca estar operada. Normalmente en nuestra cultura no se exhibe una cirugía, por lo que el paciente operado al reincorporarse a su vida social y laboral quiere que los demás noten un cambio que sea natural y poco detectable El conformar una nariz que se adapte a las facciones de la cara del paciente forma parte del arte del cirujano.

La recuperación después de este tipo de cirugía es variable dependiendo de lo que se haya realizado.

Normalmente se acompaña al final de la intervención de la colocación de una férula que inmoviliza la nariz durante unos 10 días. En estos casos suele aparecer una hinchazón y hematomas infraorbitarios que pueden durar hasta los 15 días. La recuperación completa del paciente no finaliza hasta este tiempo. Tras la cirugía suele ser necesaria la utilización de antibióticos y analgésicos para hacer el postoperatorio más confortable.

INCONVENIENTES DE NO APLICAR LA RINOPLASTIA

Persistirá de deformidad nasal que incluso podrá agravarse a lo largo de los años cuando los tejidos blandos de la cara pierdan elasticidad.
Persistencia de la alteración funcional con defecto de respiración nasal.
Ronquido
Apneas del sueño

Te esperamos

Hospital Quirón - C/ Londres 2
Zapateira

Centro Médico Quirónsalud
C/ Manuel Murgía s/n
Estadio de Riazor

Lunes - Miércoles - Jueves: 16:30 - 19:00

Sobre mí

Dr. Martínez Moran otorrinolaringólogo especialista en Rinoplastia en La Coruña

Horario

L.-Mi.-J. : 16:30 - 19:00

Contacto

Hospital Quirón
Teléfono: 981 21 98 00
C/ Londres 2
15009 A Coruña (A Coruña)
Centro Médico Quirónsalud
Teléfono: 981 065 600
C/ Manuel Murgía s/n
Estadio de Riazor - La Coruña
alejandromartinez@moranorl.com

¡Déjame tus datos y contactaré contigo!





¡CONSÚLTAME!
close slider

¡Déjame tus datos y contactaré contigo!