Cirugía plástica facial Doctor Morán

CIRUGÍA PLÁSTICA FACIAL

En el momento actual están proliferando las demandas de la población sobre modificaciones estéticas de la anatomía facial.

En concreto la nariz y el pabellón auricular son estructuras de enorme relevancia estética cuyas alteraciones producen problemas psicológicos a veces muy marcados. A este respecto, se considera que el especialista en otorrinolaringología es uno de los profesionales adecuados para acometer su tratamiento quirúrgico ya que conoce bien la anatomía y la función, teniendo los medios adecuados para evaluar estas modificaciones estéticas con las que puede incluso mejorar la actividad funcional del órgano afectado, especialmente en el caso de las fosas nasales. Esta situación ha determinado que en la práctica se haya elevado considerablemente el número de otorrinolaringólogos que actúan en el citado ámbito, La Cirugía Cosmética en ORL abarca: La Cirugía Cosmética del Pabellón Auditivo: la Cirugía Cosmética de la Pirámide Nasal y la Cirugía Cosmética Facial vinculada con aspectos propios de esta especialidad (Mayo 2007 BOE núm. 110).

Las cirugía más demandadas por los pacientes al Otorrinolaringólogo son la rinoplastia, la otoplastia, la mentoplastia, la blefaroplastia y la cirugía del rejuvenecimiento facial: frontoplastia, cirugía de elevación de las cejas y lifting medio facial.

Hoy en día existen otros procedimientos de cirugía menor en los que se incluyen la utilización de la Toxina Botulínica o Botox© así como las infiltraciones de Ácido Hialurónico o grasa que pueden ayudar a conseguir un mejor aspecto y rejuvenecer la expresión facial sin la necesidad de pasar por un quirófano.

RINOPLASTIA

Sin duda es la cirugía estética más demandada al Otorrinolaringólogo. Incluyen todos aquellos procedimientos dirigidos a cambiar y mejorar el aspecto de la nariz. En algunas ocasiones este tipo de cirugía se combina con una modificación del tabique nasal o de los cornetes para mejorar la función ventilatoria nasal.

Generalmente los pacientes tienen unas ideas prefijadas de que es lo que le gustaría cambiar o de que es lo que más le molesta de su nariz. El médico debe realizar un diagnóstico sobre las deformidades existentes, analizarlas y discutirlas con cada paciente para así llegar a un acuerdo sobre lo que se debe modificar. La nariz tras la cirugía debe ser natural y armónica con la cara del paciente, es frecuente que se solicite que la nariz no parezca operada, por ello debe dejarse asesorar por el cirujano para así llegar a un acuerdo sobre lo que se puede cambiar de forma realista y conseguir el máximo partido de la intervención.


rinoplastia cirugía facial

La cirugía se realiza con anestesia general, suele durar una hora y media si incluimos la cirugía funcional. Generalmente el abordaje se realiza a través de las fosas nasales, hablamos aquí de una Rinoplastia con abordaje cerrado o endonasal. En algunas ocasiones en que se pretenden grandes cambios sobre la punta nasal o colocar injertos para mejorar el soporte, por lo que el abordaje puede realizarse mediante una pequeña incisión en la piel que separa ambas fosas nasales, en estos casos hablamos de Rinoplastia abierta o externa. Dicha incisión queda escondida en el propio pliegue de la base nasal por lo que apenas es perceptible por el paciente.

Tras la cirugía normalmente colocamos unos tapones y una férula de contención. Los tapones se retiran a las 24 horas, en casos de rinoplastia abierta los puntos se retiran a los 5 días y la férula entre 7 y 10 días. Es normal que en los días posteriores hinche el labio y aparezcan unos hematomas debajo de los ojos. La recuperación de los mismos puede prolongarse hasta los 10 ó 15 días tras la cirugía.


Actualmente está de moda la Rinoplastia sin cirugía o Rinomodelación. Esto se realiza mediante la infiltración de determinadas sustancias en el tejido blando de la nariz para cambiar la forma. En general no se utiliza para conseguir grandes cambios aunque sí en alguna ocasión para modificar el ángulo de la punta, dar volumen al dorso y rellenar defectos de alguna cirugía o traumatismo previo. Ya que los materiales infiltrados se pretende que sean orgánicos tienen la ventaja y el inconveniente de que su efecto desaparece con el tiempo. La ventaja es que es totalmente reversible si el efecto no es el deseado y la desventaja es que precisará nuevas infiltraciones con el tiempo.

En general preferimos la cirugía convencional que ofrece más posibilidades en cuanto a técnicas y que sus efectos perduren en el tiempo.

OTOPLASTIA

Es frecuente que pacientes con deformidades del pabellón auditivo acudan al Otorrinolaringólogo. En estos casos ocasionan un defecto estético que llamamos vulgarmente llamadas "orejas de soplillo". No suele, en estos casos haber problemas de audición.

En este tipo de cirugía suele haber dos picos de edad, los pacientes que se operan de los hacia 7 años de edad y posterior a la adolescencia, en la edad adulta.

Los pacientes que se operan en la infancia suelen hacerlo para evitar la burla de los compañeros, con el consentimiento de sus padres y el asesoramiento de pediatra y otorrinolaringólogo. En caso de cirugía precoz las intervenciones suelen ser menos agresivas que después de la edad adulta ya que los tejidos son más moldeables.

Es importante obtener un diagnóstico preciso de cuáles son los problemas a corregir, en general depende de lo despegadas que estén las orejas, de si hay exceso de cartílago y de la propia conformación de los pliegues cartilaginosos que entendemos debe tener una oreja normal.


operar orejas de soplillo cirugía

La cirugía en los niños se realiza con anestesia general y no suele ser excesivamente laboriosa ya que el cartílago es más maleable. Suele durar unos 40 minutos por cada oreja. Precisa tratamiento antibiótico perioperatorio e ingreso durante al menos 24 horas. Posteriormente a la cirugía llevará un vendaje durante al menos 3 días para evitar la manipulación de las orejas y la formación de hematomas. Ya que el abordaje se realiza por la parte posterior al pabellón quedarán unos puntos de sutura que se caerán solos en las semanas posteriores.

La cirugía en los adultos puede realizarse con anestesia general o local, dependerá de la preferencia del paciente. La extensión de la cirugía dependerá de las deformidades pero suele ser de una hora cada oreja. Tras la cirugía se cierran las heridas que quedan escondidas detrás del pabellón y se aplicará igualmente un vendaje durante los primeros días.
La otoplastia puede ser una cirugía molesta e incluso algo dolorosa por lo que es preciso que tome antinflamatorios durante los días posteriores a la intervención.

BLEFAROPLASTIA

La blefaroplastia es la cirugía de los párpados. Normalmente los pacientes acuden al cirujano porque notan bolsas en los párpados superiores o inferiores o excesos de piel que ha surgido con el envejecimiento.

Son frecuentes la aparición de unas lesiones amarillentas en forma de placas en la piel que llamamos xantelasmas.


cirugía del párpado

La cirugía del párpado superior es más sencilla. Normalmente consiste en la resección de piel sobrante y la extracción de parte de la bolsa de grasa localiza en posición más cercana al ojo. La cirugía se realiza con anestesia local y no suele durar más de 20 minutos por cada párpado. Finaliza con la realización de una sutura que se retirará a la semana de la cirugía. Es frecuente que los párpados hinchen y aparezcan hematomas por lo que es interesante la utilización de antinflamatorios en el postoperatorio.

La cirugía de los párpado inferiores es más compleja, hay que valorar si hay un exceso de piel, bolsas de grasa o si el párpado ha quedado descolgado y tiende a acumular lágrima.

Al igual que en la cirugía del parpado superior es frecuente la aparición de hematomas por lo que debemos aplicar frío en la zona operada así como indicar el uso de antinflamatorios.

MENTOPLASTIA

Es la cirugía del mentón. En estos casos es fundamental establecer un diagnóstico, si el problema es meramente estético se podrá corregir de forma sencilla mediante una prótesis o el avanzamiento del hueso del mentón. Por el contrario es posible que exista una malposición de la mandíbula con un defecto en el cierre y el contorno de los dientes, en estos casos será primero necesario derivar al paciente a su dentista o al cirujano maxilo-facial.

En ocasiones incluimos esta cirugía tras una rinoplastia para acabar de mejorar el perfil del paciente. No es infrecuente que un problema de deformidad en el perfil nasal se combine con un defecto en la proyección del mentón.

Dependiendo de si utilizamos una prótesis o se realiza un avanzamiento del hueso del mentón se utilizará un abordaje externo mediante una incisión en el pliegue del mentón o interno a través de la mucosa bucal. Se discutirán ambas posibilidades según las necesidades de cada paciente.

CIRUGÍA DE ELEVACIÓN DE LAS CEJAS Y FRONTOPLASTIA

Entran dentro de las cirugías del rejuvenecimento facial del tercio superior de la cara. La frontoplastia central está indicada para eliminar las arrugas de la frente y si la aplicamos en la región lateral servirá para conseguir la elevación de la cola de las cejas. En muchas ocasiones se utilizan ambas de forma conjunta.

Hoy en día y gracias al Botox© que mejora las arrugas de expresión y obtiene gran resultado en esta región, la frontoplastia es menos pretendida por los pacientes.

Esta cirugía se puede realizar con anestesia local o general, Se realiza una incisión en la piel en la zona del cuero cabelludo para que quede escondida en el pelo. No es una cirugía compleja ni dolorosa en el postoperatorio.

Esta cirugía se utiliza en los casos en que con Botox© no hemos conseguido el resultado deseado.

LIFTING MEDIO FACIAL RITIDECTOMÍA

Es la cirugía del rejuvenecimiento del tercio medio facial. Al igual que con la frontoplastia existen otros métodos de relleno con grasa y acido hialurónico que pueden conseguir un efecto favorecedor si necesidad de cirugía. Si a pesar de estas técnicas menos invasivas seguimos observando que no se ha corregido por un exceso de piel, se planteará el lifting medio facial.

La cirugía suele realizarse aquí con anestesia general y dura unos 40 minutos en cada lado de la cara, La incisión discurre anteriormente al conducto auditivo, rodea el lóbulo de la oreja para posteriormente esconderse en el espesor del pelo. Normalmente con esta cirugía suele utilizarse algún tipo de infiltración de grasa en la zona anterior de la cara para conseguir un relleno que también será rejuvenecedor.

En todo caso con la cirugía se resecará la piel sobrante y se darán unos puntos de sutura que se retirarán entre una semana y 10 días de la cirugía.

RELLENO FACIAL / BOTOX©

Los rellenos faciales han supuesto una revolución en el contexto del rejuvenecimiento facial. Consiste en la infiltración de determinadas sustancias en las depresiones o surcos que aparecen en el envejecimiento. La naturaleza de estos tratamientos es múltiple aunque las más utilizadas son las grasa propia del paciente (lipofiller) y el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es el producto de relleno más utilizado. Está comercializado en diferentes consistencias dependiendo de si se va a utilizar sobre la arrugas más superficiales de la a piel por ejemplo en las arrugas periorbitarias y surcos que van de la nariz a comisuras de los labios, o de si se va a utilizar en profundidad para dar volumen por ejemplo en los pómulos.

El efecto tanto de la grasa como del ácido hialurónico desaparecen en parte con el tiempo por lo que tendremos que tratar de nuevo al cabo de unos meses.

La toxina botulínica más comúnmente llamada por su marca comercial más reconocida, Botox©, es una toxina natural que lo que hace es paralizar las arrugas de expresión en el sitio donde se infiltra. Hoy en día es la más utilizada para el rejuvenecimiento de la frente, periocular para el tratamiento de las “patas de gallo” y sobre el labio. Al igual que los productos de relleno su efecto desaparece con el tiempo y es normal tener que hacer un par de tratamientos al año para conseguir un efecto duradero.

CONTACTO

HOSPITAL QUIRÓN



C/ Londres, 2
(La Zapateira)
T. 981 219 800

ESPECIALIDADES
QUIRÓN


C/ Manuel Murgía s/n
Estadio de Riazor - La Coruña
T. 981 065 600

CONTACTAR

ENVIAR
Contacto enviado. Gracias.